notihuatulco.com
Atrevete a ser turista en tu estado


La Flor de Muerto también le sirve a los vivos

El cempasúchil tiene múltiples propiedades medicinales.
Pero además, se utiliza para diversas actividades económicas y artesanales.
Su demanda es tal en estas fechas, que incluso llega producción de China y Japón.

El cempasúchil, conocida también en varias regiones de México como Flor de Muerto, también le sirve a los vivos, ya que tiene un antiguo y extendido uso medicinal en gran parte del país, en donde además se utiliza para diversas actividades económicas y artesanales, e incluso como alimento.
La Flor de Muerto también le sirve a los vivos
Cempasúchitl viene del Nahuatl zempoalxóchitl que significa 20 pétalos. Otros nombres con los que se le conoce son Mil Hojas, cempoal y en otros países se le conoce como mexican o aztec marigold.

Antiguamente se cultivaba y se utilizaba con fines ceremoniales, decorativos y medicinales. En este último campo era utilizada para tratar dolores estomacales, parásitos, diarrea, dolor de hígado, vómito, empacho, cólicos, indigestión, curar eczemas y para el dolor de muelas, entre otros.

Ya fuera en infusiones hechas con los tallos y algunas veces con la flores, o fritas; aunque también se usaba en baños, untada o inhalada. En algunos sitios se sigue utilizando con estos fines.

Actualmente, esta flor es utilizada en México en los festejos del Día de Muertos o Día de Todos Santos, ya que los creyentes dicen que sus llamativos colores y su olor característico les sirve a los muertos para guiarlos en el camino de vuelta hacia la Tierra.

Por este motivo, por lo general se colocan cerca de las tumbas y en las ofrendas o altares típicos en nuestro país en este Día de Muertos.

Otro de los usos actuales de esta planta es la extracción de luteína, que se utiliza como colorante para alimentos, como repelente de nemátodos en cultivos de jitomate y como complemento en la alimentación de aves de corral, ya que les brinda una coloración más intensa.

Para los ojos de la gente común, la flor del cempasúchil parece una sola flor, pero no es así para un botánico, o para quien realice un detenido estudio y observación de ella.

Desde el punto de vista científico, no se trata de una sola flor, sino de un conjunto de flores, es decir, de una agrupación de pequeñas flores conocidas como “inflorescencias”, que se encuentran agrupadas en una sola cabeza floral.

De hecho, Compositae, el antiguo nombre que recibía la familia Asteraceae, que es a la que pertenece el Cempasúchil, hace referencia a esta característica: el conjunto de flores individuales forman una flor “compuesta”.

Generalmente, la flor compuesta -en forma de pompón- llega a medir hasta 7 centímetros de diámetro y es de color amarillo, aunque también puede ser de color oro, anaranjado o café-rojizo. Sus colores se deben a la presencia de un grupo de pigmentos conocidos como carotenos.

Múltiples usos del cempasúchil

En México esta flor reviste gran importancia cultural, ceremonial y económica. Los pigmentos de sus pétalos, por ejemplo, se extraen para mezclarse con el alimento para las gallinas ponedoras y los pollos de engorda. Con ello se logra que la yema del huevo presente un intenso color y la piel de los pollos sea más amarilla y, por lo tanto, más atractiva para los consumidores.

Pero los usos medicinales de la flor son antiguos y extendidos en gran parte de la República Mexicana, ya que se utiliza contra el dolor de estómago, parásitos intestinales, empacho, diarrea, cólicos, afecciones hepáticas, bilis, vómito, indigestión, dolor de muelas, lavados intestinales y para expulsar gases, entre muchos otros.

El tratamiento consiste en el cocimiento de las ramas, con o sin flores, en sahumerio o fritas para aplicar de manera oral o en la parte afectada; otras formas de uso son en baños, untada, en fomentos o inhalada, a veces mezclada con otras plantas.

Se asegura que además sirve para combatir enfermedades de tipo respiratorio como tos, fiebre, gripe y bronquitis.

El Cempasúchil, que tiene su origen en México y parte de Centroamérica, se encuentra en forma natural principalmente en San Luis Potosí, Chiapas, Estado de México, Puebla, Oaxaca, Sinaloa, Tlaxcala y Veracruz, aunque se puede cultivar en gran parte de la geografía nacional, ya que se puede desarrollar en climas cálido, semicálido, seco y templado.
Flor de Muerto o cempasúchil
Crece en huertos y en terrenos de cultivo; está asociada a distintos tipos de selva tropical, selva baja caducifolia, subcaducifolia, bosques espinoso, mesófilo de montaña, de encino y pino.

Por cierto, varios países también cultivan esta flor, e incluso para las festividades del Día de Muertos, suelen llegar flores de cempasúchil provenientes de Holanda, Japón y China, sobre todo para abastecer a grandes ciudades como el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Toluca o Tijuana, aunque no suelen tener el mismo olor que caracteriza a la mexicana.

 Escribidor: Jorge Castañeda
Imágenes: Internet

Etiquetas: , , , ,

Autor:    Publicado: 2 nov, 2012   Comentarios: 0  
     

Comenta esta nota.

/*Fin del sidebar

© 2009 . All Rights Reserved.

This blog is powered by Wordpress